La planificación a largo plazo no es pensar en decisiones futuras, sino en el futro de las decisiones presentes (Peter Drucke), es decir, planificar no significa qué decisión voy a tomar mañana, si no que decisión debo tomar hoy para conseguir lo que quiero mañana.

Más información